Nuestros contratos de Gestión Integral de Residuos nos han movilizado a radicar dos nuevos establecimientos dedicados al reciclado de madera, debido a los grandes volúmenes que se generan de este material.

Depósito VGG – Reciclaje de Maderas Residuales

Nuestro depósito de acopio, clasificación y redistribución de materias primas de madera se ubica en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez y cuenta con una nave de 4.000m2 cubiertos con fosa de carga para camiones y otro galpón de 200m2 cubiertos para recibir las 10tn diarias de madera provenientes de plantas en las que brindamos servicios de retiro de estos residuos.

Contamos con placas de fenólico recicladas, pallets y tarimas de primer uso reparadas a nuevo, tablas, listones y tirantería de pino y saligna, entre otros materiales reacondicionados para ser insertados al mercado nuevamente.

 

Planta Alvear - Carpintería Industrial

En este predio se utiliza como materia prima la madera proveniente de Depósito VGG y se reutiliza para la fabricación de embalajes y pallets para transporte de mercaderías, ya sea interno o externo, y también para exportación, dado que contamos con servicio de Tratamiento Térmico Fitosanitario.

Fabricamos estos productos de acuerdo a las necesidades y especificaciones de nuestros clientes, trabajando según planos provistos o diseñando los embalajes y pallets con nuestro equipo de ingeniería y desarrollo.

Para los procesos de fabricación contamos con una nave principal de 1750m2 cubiertos equipada con dos cabinas aisladas donde se desarrollan las tareas de lijado de materiales y pintado de marcas y logotipos. La nave cuenta además con línea de aire presurizado para alimentación de máquinas clavadoras, grampadoras, pulidoras, pistolas de aire, pistolas de pintura, entre otras utilizadas para el armado de los embalajes y pallets.

 

Para el proceso de Tratamiento Térmico Fitosanitario, la Empresa cuenta con un horno a leña, que genera calor mediante la quema de maderas no comercializables (rotas, dañadas, oreadas) y descartes de madera del proceso productivo. Este calor es enviado a un recinto de 150 m3 de capacidad donde se realiza el tratamiento dentro de los parámetros regidos por la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias (NIMF) Nº15. Un equipo de medición registra minuto a minuto la temperatura del tratamiento luego emite el certificado correspondiente para ser entregado al cliente. De esta forma los embalajes y pallets son aptos para su exportación dentro de los parámetros legales.